GATI… ¿QUÉ? ¡GATIFICACIÓN!

Puede que hayáis escuchado este término que aunque pueda parecer novedoso, lleva unos cuantos años en boca de todos los que nos dedicamos al mundo felino en cualquiera de sus formas. Y desde luego si nos seguís en Instagram, lo habréis leído muchísimas veces. Por cierto, si todavía no nos seguís, te invitamos a hacerlo pinchando aquí.

Pero bien, ¿Qué es eso de gatificar? La respuesta más sencilla sería que gatificar es: “El proceso de adaptación de tu casa para hacerla accesible, útil, “salvaje” y en definitiva, feliz para tus gatos”.

Pese a que el gato lleve conviviendo con el ser humano casi 10.000 años (tomad nota, el perro lleva más de 30.000 años siendo compañero del hombre), ha mantenido casi intacto su carácter salvaje y sobre todo sus instintos. Como todos los felinos, el gato es una animal depredador pero su pequeño tamaño le lleva a compaginar esta figura con… ¡La de presa! Puede que tú no lo sepas, pero él sí lo sabe. Y pasa su vida preparándose y entrenándose para ello: Para sobrevivir, para cazar y para escapar en el caso que sea necesario. Y tú, ¿Cómo vas a ayudarle a lograr su objetivo vital? 😛

A continuación, os damos algunas pistas para fortalecer sus vínculos son su “yo salvaje” y fomentar su felicidad de la forma más natural posible.

¿SABÍAS QUE LOS GATOS AFILAN SUS UÑAS EN LOS ÁRBOLES?

¿Un rascador de cartón y terciopelo? ¡Eso es para principiantes! Se mueve, se dobla… ¡Lo que quiere es un tronco! Pero claro, somos conscientes de que no todos podemos tener árboles en casa. Así que va a obviar aquel rascador recién comprado tan bonito de colores y va a ir directo al sofá.

¿Por qué? Porque suele ser de tejido natural, es pesado y resistente. No, no es que tu gato quiera que cambies la tapicería cada tres meses, ¡Lo que necesita es poder afilar sus uñas como lo haría en la naturaleza! Por ello, el gato necesitará un rascador donde ejercer toda su fuera, preferiblemente de materiales naturales y sobre todo, donde pueda estirar completamente su cuerpo mientras lo hace. Así que, ¿Estás preparado para dejar de sufrir esos arañazos en el sofá?

¿QUEDARME QUIETO PARA QUE ME DEVOREN? ¡NO GRACIAS!

¿Has visto cómo tu gato gira de repente la cabeza mientras come y mira a su espalda? ¿Has sentido cómo a cualquier ruido fuerte se detiene, olfatea y en ocasiones, sale huyendo a refugiarse bajo de la cama ¡Es porque sabe lo peligroso que es el mundo y se da cuenta de que no tiene un lugar donde esconderse y divisar los peligros sin ser capturado!

Los felinos suelen refugiarse e incluso comer en las alturas. Estamos seguros de que habéis visto imágenes de leopardos o jaguares subidos sobre una rama comiendo o simplemente, divisando el panorama, seguros de que allí no serán cazados. Porque es en las alturas donde se sienten fuertes y alejados del peligroso y mundanal ruido. Bien, pues tu gato lo sabe. Ha heredado ese conocimiento ancestral de sus antepasados, esos instintos. ¿Y tú vas a condenarle a pasar la vida ocultándose bajo la cama? ¡A escalar!

La mejor forma es representando su mundo natural en casa, aportándole lugares donde refugiarse en las alturas y desde donde ver sin ser visto. Tenemos que permitirle expandir sus habilidades naturales para la caza y la huida, para el salto, la escalada y el refugio.

¿Cómo? La mejor forma es aportarle entretenimiento y deporte recreando en casa el lugar ideal para vivir en el mundo salvaje, pero con las comodidades de vivir en nuestro hogar. Y si puede ser de una forma bonita y adaptada a nuestros gustos humanos, ¡Todavía mejor! Parques para gatos con camas protegidas, comederos en altura, pasarelas, puentes, rascadores que imitan las ramas de los árboles… ¡Todo un mundo de posibilidades abierto a ellos y a nosotros!

Como recomendación, lo ideal es que nuestros gatos tengan un circuito o recorrido de entrada y salida. Con ello queremos decir, que el felino pueda iniciar y terminar su recorrido por dos partes diferentes. Esto fomentará sus instintos y su diversión. ¡Ah! Una recomendación más: no olvides cambiar de forma periódica la disposición de tu parque o añadir nuevos elementos para darle un poco de sal a su vida. Todos necesitamos cambios de vez en cuando ☺

¡YO ANTES ESTABA FUERTE!

¿Sabes cuando dejas de ir al gimnasio durante un mes y de repente ese michelín que habías tardado un año en disimular vuelve a aparecer por arte de magia? ¡Pues ellos también lo saben!

Es muy fácil para nosotros acostumbrarnos a la vida de sedentaria llena de palomitas y Netflix y nuestra resignación al deporte depende de nuestras voluntades y objetivos vitales, en muchas ocasiones. Pero nuestros gatos necesitan sentirse fuertes y ligeros, saber que están preparados para la caza y la supervivencia. Pero claro, es muy complicado cuando el salto más grande de nuestro día a día es de la cama al suelo y del suelo al sofá. Por ello, necesitamos darles herramientas para que se preparen para su día a día gatuno.

Como sabéis, los gatos (sobre todo si están esterilizados) tienden muy rápidamente a la obesidad. Por eso necesitan de nuestra ayuda para mantenerse en forma.

Pista: si tu gato ha perdido un poco la forma, ¡No le pongas deberes demasiado difíciles! Te recomendamos que empieces por alturas y distancias aptas para su condicionamiento actual y que conforme vaya poniéndose a tono y perdiendo peso, vayas incrementando los niveles de dificultad en su parque para gatos: alejando unos módulos de otros, subiendo la altura inicial de acceso al parque o añadiendo algún elemento adicional.

¡EH, DÉJAME VER MUNDO!

Si bien es cierto que nuestros gatos pueden alcanzar la tranquilidad total en nuestros hogares, los felinos son animales curiosos y hasta nos atreveríamos a decir, chafarderos. Por ello, una buena idea es que pueda observar cosas nuevas desde el calor del hogar. Una buena idea es aprovechar alguno de nuestros parques de pared o tipo árbol para que desde lo alto pueda observar a través de una ventana. ¡Eh mira, un pájaro! ¡Eh, ¿Eso es un coche?! Pasará horas mirando melancólica o apasionadamente a través del cristal. Y será más feliz.

MMMM…. ¿QUÉ ES ESO?

Ya hemos comentado que los gatos son animales salvajes, instintivos y depredadores. ¿Qué hace ese material sintético tocando su piel? Nuestros gatos prefieren productos naturales, sin olores y sin sintéticos o químicos para sentirse realmente conectados con ellos. ¿Acaso nosotros no preferimos los productos naturales?

¡Pues ellos todavía más! Utiliza madera, tejidos naturales, cuerdas puras y todo lo que puedas en este sentido.

En definitiva, estamos seguros de que, en muchos casos, habéis salvado la vida a vuestros gatos y les dais todo el amor del mundo mundial, pero ahora toca dar un pasito más y acomodar su hogar para que puedan desarrollarse como gatos en todo su esplendor.

Y tú, ¿Ya sabes como empezar a gatificar tu casa? ¡Podemos ayudarte rellenando este formulario!

¡Nos vemos en el siguiente Post! 🙂

Sin Comentarios

Añade un Comentario

CARRITO

CERRAR

No hay productos en el carrito.

FeelWood BCN