¡PRUEBA SUPERADA! (WE LOVE CATS MARKET)

El We Love Cats ya ha pasado y sólo podemos decir que hemos superado la prueba. Eso, y agradeceros a todos los que pasasteis por allí y tuvisteis unas palabras, o cuanto menos una sonrisa delante de nuestro stand. Y por supuesto a todos los que confiasteis en nosotros para formar parte de vuestras casas y compartirlas con vuestros peludos amigos.

 

La verdad es que, pese a que el Vidmar Festival fue nuestro primer test y deberíamos haber aprendido que se necesita mucho tiempo para ir tranquilos a un market, con el stock adecuado y con la logística idónea para no pasar malos ratos. Bueno, pues eso no lo aprendimos del todo y nos volvió a pillar el toro.

​​
welovecats market

A contrarreloj

 

Ese puede ser el titular más acertado para resumir cómo preparamos el We Love Cats. Viajes ilimitados a tiendas de bricolaje para comprar las cosas que nunca pusimos en la lista de la compra, maleteros llenos de productos (ni siquiera me acuerdo la última vez que los asientos de atrás dejaron de estar tumbados para meter el máximo posible de cosas en el maletero), fines de semana enteros en el taller y, por supuesto muuuchas tardes después de trabajar. Pero con trabajo e ilusión todo sale. Bueno, todo excepto el vídeo que prometí enseñaros con todos los preparativos. En eso aún seguimos trabajando.

 

Después de todo el trabajo de taller que, pese a estresante es lo que nos gusta, llega una parte no del todo conocida para algunos, pero que es una locura: la logística. Parece sorprendente que todos nuestros productos quepan en sólo cuatro viajes en un mini-maletero de Seat Ibiza, pero la ilusión es lo que tiene. Ida y vuelta del taller al CREC unas cuantas veces, algunos momentos desesperados y algunos “esto no cabe ni de coña” más, conseguimos llegar a tiempo y sin olvidarnos nada.

 

Decidimos llevar a nuestro showroom nuevos productos o algunos que ya aparecían en nuestra web y que no llevamos a nuestro anterior Market, como los comederos esquineros. Y diseñamos una nueva colección especialmente para el We Love Cats y que, viendo cómo os ha gustado, vamos a mantener en nuestra web. La verdad es que nos sorprendió el nivel de todos los stands. Todos los productos eran chulísimos y he de confesar que compré muchos de ellos. Incluso uno, acabó de decoración sobre nuestro arenero Tramuntana.

 

Se abren las puertas y… ¡hace frío!

 

¿Queréis una confesión? La noche antes del We Love Cats tuve mi cena de empresa. Y los que me conocéis, sabéis que no tenia mi mejor cara… Pero la sarna con gusto no pica, así que… ¡vamos al lío!. La ubicación de nuestro stand estaba genial, el segundo nada más entrar por lo que estábamos realmente visibles para todos los visitantes. ¿La parte mala? Que la puerta de tres por tres metros abierta durante todo el evento nos hizo sentir “más allá del muro” y  tuvimos que cubrirnos con bufanda, abrigo y guantes. Pero la ilusión supera al frío y ¡estábamos preparados para recibiros!

 

La apertura fue genial. Tanto que nos dio un poco de vértigo. Sólo en la primera hora ya prácticamente habíamos superado nuestras expectativas y eso nos ayudó a espabilarnos antes de lo previsto. Nos encantó ver la cara de sorpresa con algunos de nuestros productos y las discusiones de pareja sobre dónde cabrían en su casa. ¡Y todas vuestras ideas de nuevos productos, que seguro que nos ayudan con nuevos diseños viendo vuestras necesidades!

 

Algunos de vuestros encargos fueron muy tiernos. Hubo quien nos pidió una escalera Watson para ayudar a su gato, ya viejecito a subir a la cama para dormir con ella ya que ya no puede saltar como antes. U otra persona que nos pidió un comedero más alto para que su gata con problemas gástricos pudiera comer de forma más cómoda sin doblar tanto el cuello. ¡Estamos ya trabajando en ello para que lo tengáis lo antes posible!

 

Además recibimos la visita de amigos y gente cercana que vinieron a desearnos suerte y a ver nuestro stand. Nos partimos de risa con los niños que visitaron el market: la niña con el récord mundial de velocidad de gateo, el niño que tiraba una y otra vez cada producto de los stands y todos los niños que aprovechasteis para dejar vuestro arte en nuestros comederos de pizarra. Y con los perritos que usaron nuestros comederos y rebuscaban entre todos a ver si había chuches.

 

En definitiva, fue muy divertido y un placer el haber podido participar en el We Love Cats esta edición. Y poder ayudar en la forma que pudimos a ese objetivo tan bonito de colaborar con la asociación Rescat. Ojalá muchos de esos gatitos puedan tener un hogar muy pronto. Y ojalá contéis con nosotros para ayudaros.

 

Ahora, vamos a recogerlo todo. Y a preparar vuestros pedidos. Y a hacer más stock. Y a soñar un poquito más.

 

¡Gracias!

Sin Comentarios

Añade un Comentario

FeelWood BCN
Right Menu Icon