COLABORAMOS CON “SOMOS VERTICES”

Si algo bueno tiene el mundo de las marcas de productos artesanales, es que más que competencia, vemos compañeras y somos capaces de empatizar con su esfuerzo, su creatividad, sus éxitos y sus fracasos. Por ello, más que rivalidad, sentimos compañerismo. Y de ello, a veces, salen amistades. A través de una de estas amistades (Taimyr, creadora de La Modateca) di con Sandra, de Somos Vértices. En cuanto la conocí me quedé impresionada con sus diseños, su gama de colores y su técnica, que yo no había visto nunca de cerca, de impresión 3D. Supe desde ese momento que algún día colaboraríamos y hoy, por fin, ¡ese proyecto se convierte en realidad!.

Y como detrás de cada producto, de cada diseño y de cada marca, hay personas que los hacen posibles, quería, antes de presentaros el producto que hemos diseñado juntas, presentaros a quien hay detrás: Sandra Azuara. Para ello os dejo la respuesta a varias preguntas que le hicimos para conocerla un poquito más.

¿Cómo descubriste el mundo de la impresión 3D?

Descubrí el mundo de la impresión 3D por casualidad. Un día celebrando una comida familiar, mi primo me dijo que se había comprado una impresora 3D y que si quería imprimir algo podía mandarle el archivo por email y él me imprimiría la pieza. Y así es como empecé a investigar esta tecnología, al principio mirando las creaciones de otras personas hasta que me decidí a aprender a diseñar en 3D y por supuesto, mi primer diseño fueron unos pendientes.

¿Y tu pasión por el diseño de joyas?

Esto viene de siempre. Desde que tengo memoria me ha gustado crear mis propios complementos. Con 6 años ya hacía pulseras de bolitas y las ponía a la venta, creaba ofertas, les ponía nombre a los diseños, etc. Y de más mayor me ha gustado investigar diferentes materiales y técnicas de creación de bisutería. Para mí ha sido siempre una vía de escape, donde volcar mi parte creativa y con lo que desconectar.

¿En qué momento decidiste que Somos Vértices podía ser una idea con potencial para convertirse en tu actual empresa?

La verdad es que cuando descubrí la impresión 3D me fascinó todo el proceso de diseño y fabricación, montaje, etc, pero no fue hasta que descubrí el PLA, el material que utilizo en todos mis diseños, que no empecé a plantearme la idea de crear un negocio ligado a esta tecnología, ya que no me sentía cómoda creando un negocio basado en la fabricación de piezas de plástico, pero tener la posibilidad de fabricar en este material que es de origen vegetal y proveniente de recursos renovables fue lo que hizo que me lanzara a intentarlo.

¿Cómo encuentras la inspiración para nuevos productos?

Baso todas mis colecciones en películas. Me gusta mucho el cine, es algo de lo que disfruto muchísimo y me encanta fijarme en los colores y los planos de algunas películas. Creo que hay películas que a nivel estético son maravillosas y me resulta divertido basar el diseño de mis pendientes en lo que me inspiran.


Cuéntanos un poco sobre el proceso completo de creación de uno de tus productos.

Tengo una lista de películas cuya estética me ha llamado la atención y para cada temporada elijo una de la lista teniendo en cuenta para qué estación del año voy a diseñar. Una vez que he elegido la película la vuelvo a ver con papel y lápiz al lado y voy dibujando y anotando las sensaciones que me transmite y que quiero plasmar en mi nueva colección. Luego trabajo un poco esos bocetos a mano alzada y les voy dando sentido.

El siguiente paso sería la búsqueda de colores. Intento aprovechar los materiales que ya tengo pero me gusta incorporar al menos uno o dos colores nuevos con cada colección, así que comienza la búsqueda de nuevos colores de PLA. A la vez empiezo a pasar a limpio los diseños y comienzo el maquetado 3D de las piezas y cuando ya tengo los materiales listos empiezo a hacer pruebas de impresión. Ahora los diseños suelen salir bien a la primera porque la experiencia me ha ayudado a saber lo que queda bien, lo que no se puede imprimir porque el resultado no es bueno, el grosor de los pendientes para que queden bonitos y a la vez no sean frágiles o por el contrario demasiado gruesos y pesados, etc, pero recuerdo que al principio iba mucho por ensayo y error y tenía que hacer muchas pruebas de impresión hasta que por fin daba con el diseño perfecto. Una vez las piezas impresas ya sólo queda unirlas y crear el nuevo diseño final de pendiente.

¿Has pensado en diseñar otro tipo de productos, diferentes a los complementos de joyería y moda? ¿Cuáles?

¡Por supuesto! De hecho en la tienda tengo algún artículo de decoración como floreros o cartelitos personalizables. Normalmente se me ocurren mil ideas al día de nuevos productos de todo tipo, pero lo cierto es que intento centrarme en lo que hago y ser fiel a mi marca, principalmente porque ya voy justa de tiempo para poder gestionar lo que ya hago, ampliar mucho la variedad de productos implicaría tener que descuidar otros que ya tengo y creo que es importante centrarse, al menos en mi caso que tiendo a ser un poco dispersa en cuanto a ideas y ganas de diseñar cosas nuevas.

¿Qué importancia le das a la sostenibilidad en tus procesos productivos?

La verdad es que la sostenibilidad es uno de los pilares fundamentales en mi marca. En todas las decisiones que tomo en mi negocio tengo en cuenta este factor. Desde buscar proveedores nacionales, elegir las opciones de materiales más sostenibles, packagings sin plásticos y realizados con materiales reciclados y reciclables. También busco la sostenibilidad a la hora de crear mis diseños. Creo que crear pendientes que no sigan modas, que sean atemporales para que la compra que haces hoy puedas seguir dándole uso durante varios años también es una forma de ser una marca sostenible.


Como mujer y emprendedora, ¿te has encontrado con algún impedimento?

Yo no siento haber tenido impedimentos para emprender como mujer. También es cierto que no tengo hijos ni ninguna persona a mi cargo, por lo que no tengo problemas de conciliación. Con lo que sí que he tenido algún problema es con mi edad. Cuando monté Somos Vértices tenía 25 años y me he visto en alguna situación en la que he sentido que no me han tomado en serio o incluso se han puesto paternalistas conmigo. Lo que no puedo saber es si hubiera sido igual de haber nacido hombre, probablemente no habría sido tan evidente ya que cuando se han dado estas situaciones ha sido siempre con hombres de mediana edad. En cualquier caso, para mí esto no ha sido un impedimento pero sí que me ha generado alguna situación incómoda.

¿Qué opinas de que cada vez más mujeres nos lancemos a emprender de forma autónoma?

Es una pregunta complicada. Por un lado me alegro de que haya muchas mujeres que se lancen a seguir sus sueños y aspiraciones y no dependan de nadie para conseguir lo que quieren. Pero por otro lado, me preocupa cuántas de esas mujeres son emprendedoras porque no les han dado las oportunidades que quizá se merecen y no les ha quedado otra opción que emprender. Como digo, es una pregunta complicada y creo que no todas las mujeres emprendemos en las mismas condiciones ni por las mismas motivaciones y antes de ver algo como un avance creo que debemos ser críticas, ir un paso más allá y cuestionarnos el porqué de ciertas cosas.

Trabajas sola, por el momento. ¿En qué crees que necesitarías que alguien te echara una mano? ¿Crees que llegará ese día?

Definitivamente me encantaría que alguien me echara una mano con el marketing. Todas las estrategias de marketing ya sea online u offline llevan muchísimo, muchísimo tiempo. En serio, siento que le dedico el 60% de mi tiempo a esto y cuando me decidí a emprender era porque quería diseñar pendientes y al final es lo que menos hago y me gustaría poder centrarme más en ello. No sé si llegará ese día, por el momento lo veo muy lejos. Mi negocio es todavía muy joven y me ha pillado una pandemia a nivel mundial en medio con su consiguiente crisis económica, lo que ralentiza mucho las cosas. Me habría encantado emprender esta aventura con un socio o socia (a poder ser con conocimientos en marketing o finanzas) con quien dividir tareas y sobre todo responsabilidades. Es verdad que tengo muchísima suerte con mi familia, mis amigos y mi pareja que siempre están dispuestos a echar una mano y me ayudan muchísimo pero en definitiva el día a día, toda la responsabilidad y las decisiones recaen sobre mí y como ya sabes, puede llegar a ser muy estresante.

Cuando comenzaste a emprender, ¿qué dudas te surgieron? ¿Te sentiste apoyada por tu entorno?

Por supuesto me invadió el miedo a fracasar. El pánico a invertir un montón de dinero, tiempo y esfuerzo en algo para que finalmente no sirviera de nada o tener que dejarlo. Pero de verdad creo, y esto va a sonar a tópico, que el único fracaso es querer hacer algo y no intentarlo por miedo o por no confiar en ti. Cuando tengo que tomar decisiones vitales importantes siempre intento preguntarme que cuando tenga la edad de mi abuela de qué me arrepentiría más si de haberlo hecho aunque finalmente no saliera bien o de no haberlo intentado. También me pregunté qué es lo peor que podría pasar si emprendiera y a los años todos mis miedos se hicieran realidad y tuviera que cerrar mi negocio.

No soy una persona muy optimista como puedes ver, pero creo que eso me ayuda en cierto modo a mantener los pies en la tierra. Al final me decidí a internarlo pero porque también me encontraba en una posición privilegiada para hacerlo, ya que como te he dicho antes, soy joven y no tengo a nadie a mi cargo por lo que sentía que tenía tiempo de equivocarme. Además, empecé mi negocio invirtiendo todos mis ahorros y pude hacerlo porque tengo una familia que en el peor de los casos me puede cubrir las espaldas. Por supuesto cuando me empezó a rondar la idea de emprender a mi familia no le hizo mucha gracia la idea e intentaron un poco quitármela de la cabeza, pero siempre han respetado mis decisiones y me han apoyado muchísimo.

¿Cuáles son tus sueños para Somos Vértices? ¿Y tus miedos?

Mis miedos ahora son exactamente los mismos que cuando empecé. Miedo a no estar haciéndolo bien, miedo a que mi producto no guste, miedo a que mi negocio no sea rentable, miedo a tomar una mala decisión, etc… Creo que son los miedos con los que convivimos todos los emprendedores y creo que no se acaban de pasar nunca.

Menos mal que aparte de miedos también tengo muchos sueños, aspiraciones, ideas y motivación.

Mi sueño es ser una marca de pendientes neoartesanos de referencia a nivel nacional. Por el momento eso es definitivamente apuntar muy alto pero en los últimos meses he conseguido colar mis pendientes en varios medios digitales como la versión digital de Mujer Hoy y en algunas revistas físicas como Marie Claire, Mía. Una de las apariciones en prensa que más ilusión me ha hecho ha sido en la revista Cosmopolitan, en un reportaje fotográfico que les hicieron a las protagonistas de la serie Valeria y Teresa Riott llevaba uno de mis diseños. Así que bueno, me gusta pensar que poco a poco estoy en el camino correcto.

¿Cómo te ha afectado la pandemia?

Francamente ha sido un desastre. Mi producto principal son los pendientes y durante casi un año casi nadie ha pensado en comprarse pendientes nuevos. Además con las mascarillas, a muchas mujeres les resulta incómodo llevar pendientes por lo que ha sido francamente difícil pero bueno, hemos sobrevivido y espero que poco a poco la cosa mejore, me siento optimista.

¿Qué consejo le darías a una chica que, como nosotras en su día, esté dudando sobre si lanzarse a la piscina con su propio negocio?

Mi consejo es que se informe bien y que antes de lanzarse se forme de algún modo en gestión de empresas. La información y el conocimiento son básicos, sobre todo si emprendes con un proyecto creativo, ya que los promotores de este tipo de negocios, generalmente somos lo que somos y en general no somos expertos en marketing, ni en finanzas, ni en fiscalidad, ni en gestión de negocios ni un largo etc. de conocimientos básicos que debes tener antes de emprender un negocio. En mi caso, estudié magisterio de infantil y cuando acabé fue cuando decidí que quería montar mi negocio. Solicité plaza en el Semillero de ideas, que es un programa de formación de emprendedores creado por el Ayuntamiento de Zaragoza, me cogieron, me formé con ellos y cuando acabó el programa fue cuando me lancé a hacerme autónoma. A día de hoy sigo formándome y aprendiendo un montón de cosas sobre la marcha. Una vez que te metes en este mundo nunca paras de aprender y de crecer, ya no solo como emprendedora, sino también como persona.


Esperamos que te haya gustado tanto como a nosotros conocer un poquito más a Sandra. Te prometemos que el producto que hemos diseñado es muy muy especial y no te va a dejar indiferente.

Podrás conocerlo a partir del día 27 de Octubre a través de nuestro Instagram y a partir del 2 de noviembre podrás reservarlo en la preventa desde el apartado NOVEDADES.

Sin Comentarios

Añade un Comentario

CARRITO

CERRAR

No hay productos en el carrito.

FeelWood BCN